What's New: Mule Crossing

All Posts Tagged Tag: ‘Mule Crossing’

  • MULE CROSSING: El equino en movimiento

    0

    Por Meredith Hodges

    He hecho un gran trabajo en el entrenamiento de equinos durante muchos años y parece que nunca se puede aprender lo suficiente. Si usted aprende a hacer las preguntas correctas, siempre hay algo más que aprender a la vuelta de la esquina. No es ningún secreto que las cosas pueden suceder cuando se corren los límites y se puede obtener lo que podría parecer los resultados correctos, pero entonces usted debe preguntarse … ¿es así? Usted puede, por ejemplo, tener la expectativa de que su joven Reining haga un giro, pero entonces usted debe preguntarse si lo está ejecutando correctamente para no dañar los ligamentos, tendones y cartílagos en su cuerpo. Si no está adecuadamente preparado para el giro con ejercicios dirigidos a su fuerza muscular del tronco y la buena postura, es probable que haga el movimiento incorrectamente, poniendo su cuerpo en riesgo.

    Los entrenadores de caballos nos han mantenido impresionados con sus talentos únicos y significativos durante siglos, y ahora que sus técnicas son más públicas, muchos profesionales de equinos desatenderán a aquellos que intentan un enfoque “amable” del entrenamiento. Los científicos que estudian al equino en movimiento -su nutrición, biomecánica, cuidado y mantenimiento- tienen sus propias percepciones para ofrecer en cuanto a lo que podemos aprender acerca de los equinos. Debido a que muchos de estos estudios y pruebas se realizan en el laboratorio, los científicos rara vez tienen la oportunidad de seguir a sus sujetos durante toda una vida de actividad, así como tener la oportunidad de experimentar lo que realmente significa para usted como un jinete, estar en equilibrio con su equino cuando trabajan juntos, si usted está dirigiendo, vareando, montando o conduciendo. Si lo hicieran, sus resultados probablemente serían resultados muy diferentes. Con todo este pensamiento científico progresivo, me parece que el sentido común a menudo puede traspapelarse y el respeto por las necesidades físicas, mentales y emocionales de la criatura viva pueden no ser satisfechas.

    Es cierto que el soborno nunca funciona realmente con un equino, y muchas personas que intentan el enfoque “amable” quedan atrapados con el soborno porque no tienen habilidad para identificar buenos comportamientos y esperar a recompensar hasta la tarea sea realizada. Sin embargo, el refuerzo de los comportamientos positivos con una recompensa de alimentos funciona si usted puede averiguar cómo adherir al programa, y ser claro y coherente en la forma en que usted se comportar y lo que usted espera. Para hacer esto, usted necesita realmente prestar atención al equino en su totalidad, tener un programa de ejercicios definido que ha demostrado funcionar en el desarrollo de la buena postura y la fuerza del equino, y estar dispuesto a trabajar en usted mismo, así como en su equino. Un buen programa para su equino requerirá que usted participe activamente en los ejercicios también. De esta manera, también se beneficiará mientras está entrenando a su equino.

    Las personas se sienten mejor cuando prestan atención a su dieta y son conscientes de su postura mientras practican actividades físicas y, en el mismo sentido, un equino se comportará de buena gana y felizmente si se siente bien. Los caballos tienen tantas posturas diferentes como la gente, y hay posturas generalizadas que se pueden notar y predecir fácilmente en razas específicas de caballos. Por ejemplo, el Saddlebred americano tiene un porte más alto que el caballo Quarter. Sin embargo, cada individuo dentro de cualquier raza no nace naturalmente con buena postura y podría necesitar alguna ayuda para ponerse en buena postura con el fin de ejercitar correctamente.

    Hay diferentes niveles de abuso y la mayoría de los abusos se producen por ignorancia. Muchas técnicas de entrenamiento parecen conseguir que el equino haga lo que usted quiera, pero la pregunta entonces se vuelve “¿Cómo lo está haciendo y si resultará en un buen cuerpo fuerte o va en la dirección opuesta a lo que sería su mejor postura y condición?” Cada vez que sacas el equino de una buena postura para realizar ciertas maniobras, estás abusando de su cuerpo, y esto puede resultar, con el tiempo, en una depresión degenerativa. Por ejemplo, aquellos que se apresuran en el Dressage y no toman un año completo en cada nivel para desarrollar el cuerpo de sus equinos lentamente y metódicamente pueden descubrir, varios años más tarde, que su animal ha desarrollado una exostosis interfalángica (hueso en anillo), crecimientos óseos laterales, artritis o alguna otra enfermedad interna. Estos tipos de lesiones y malformaciones a menudo no se manifiestan exteriormente hasta que es demasiado tarde para hacer algo al respecto.

    En mi experiencia con el rescate de mis mulas de tiro, Rock y Roll, esto se hizo evidente para mí. Cuando Rock tuvo que ser sacrificada en diciembre de 2011, se realizó una necropsia después de su muerte. Cuando el informe de necropsia volvió y pudimos comprobar los resultados a largo plazo de sus años de abuso, abandono, y mala postura, nos pareció una maravilla que él fuera capaz siquiera de levantarse y acostarse, mucho más ponerse de pie y jugar con Roll y trotar sobre los rieles de tierra en equilibrio.

    Su acetábulo (o fosa de la cadera) tenía múltiples fracturas. La foto superior izquierda muestra el acetábulo normal de Rock y la foto superior derecha muestra el acetábulo roto de Rock. La foto de la derecha muestra la cabeza de cada uno de los fémures de Rock. La cabeza femoral izquierda de Rock era normal, mientras que la derecha, la cabeza femoral lesionada estaba prácticamente separada de la cavidad de la cadera y contenía quistes llenos de líquido. No había virtualmente ningún cartílago en la cabeza femoral derecha ni en el acetábulo derecho. De hecho mi equipo y yo nos aseguramos de que Rock estuviera en equilibrio y tomara las cosas lentamente y en una secuencia natural para que fuera capaz de lograr lo que hizo y ganar un año más de calidad de vida.

    Trágicamente, muchos equinos sufren de abuso todos los días, mientras que están tratando de complacer a sus propietarios y hacer lo que se les pide. Sus dueños y entrenadores toman atajos que comprometen la salud del equino. Posiblemente estos propietarios y entrenadores están tratando de hacer elecciones con conocimiento limitado y realmente no saben a quién creer. Pero la ignorancia no es una defensa válida y tristemente el animal es el que termina sufriendo.

    Cuando no tienen suficiente tiempo para montar, los establos de carreras a menudo utilizan una caminadora con el fin de ejercitar a sus caballos de pura sangre. Pero cuando un equino se pone en una caminadora, se ve obligado a caminar en un círculo con la cabeza elevada y el cuello y la espalda ahuecados. Puesto que todos formamos músculo mientras estamos en movimiento, el músculo se está formando en la caminadora mientras el equino no está en una buena postura. En consecuencia, cuando el equino es montado más tarde, los malos comportamientos pueden surgir simplemente porque el animal está incómodo. Sería mejor desarrollar la fuerza muscular básica (la fuerza alrededor de los huesos y los órganos vitales) primero en buena postura antes de desarrollar fuerza muscular en la masa muscular del resto del cuerpo. La fuerza del tronco muscular toma tiempo, pero una vez que el animal comienza a moverse automáticamente en buena postura, se convierte en su forma natural de andar.

    Las mulas de Lucky Three siempre han sido ejercitadas en buena postura, y pasan en la caminadora solo el tiempo necesario para secarse después de un baño. Mantienen su buena postura mientras caminan y rara vez permiten que la caminadora las “jale” a una mala postura.

    Ha habido una gran cantidad de investigaciones científicas hechas sobre la biomecánica equina utilizando cintas de correr, que es uno de mis fastidios. Me parece que cualquier dato que los científicos han reunido no es viable por una razón. Un equino en una cinta no se moverá de la misma manera que un equino que se está moviendo sobre la tierra. ¿Alguna vez ha estado sobre un suelo que se mueve hacia atrás debajo de usted? ¿Qué tipo de efecto cree usted que tendría esto sobre su capacidad para caminar, trotar o correr correctamente y en buena postura? El mismo movimiento de la cinta lanza el balance corporal hacia delante mientras que usted intenta guardar su equilibrio vertical. En realidad interfiere con la capacidad de mantener el equilibrio con facilidad y por lo tanto no construye el músculo simétricamente y correctamente alrededor de la estructura esquelética y los órganos vitales.

    Al igual que muchos, creo que los dispositivos mecánicos que obligan a un equino a una posición redondeada no necesariamente ponen a ese equino en buena postura. Supongo que muchos entrenadores piensan que el dispositivo “martingala” -Elbow Pull- es culpable de desarrollar esta postura artificial. Si esa es su opinión, entonces no entienden cómo funciona. En lugar de tirar de la cabeza del caballo hacia abajo en una posición de sumisión, cuando se ajusta correctamente, la “martingala” actúa como una barra de equilibrio (como un bailarín utilizaría) para ayudar a los equinos a mantener una buena postura. Se necesita tiempo para desarrollar una buena postura. Por lo tanto, al principio, su equino sólo puede sostener una buena postura por un cierto número de pasos medidos, y entonces debe “apoyarse” en la “martingala” entre estos momentos en que mantiene el equilibrio ideal por su cuenta. La “martingala” simplemente le impide levantar la cabeza y el cuello tan alto que el cuello se invierte y la espalda se ahueca, pero en realidad no tira de su cabeza hacia abajo. La cuerda en sí es muy ligera y prácticamente no tiene peso en su cabeza y el cuello en absoluto. Nota: Debido a que los caballos reaccionan de manera diferente a las mulas y los burros cuando están atados con fuerza, es necesario un simple ajuste para permitir que la “martingala” se “deslice” con un caballo.

    Al igual que los seres humanos, cuando los equinos son alentados y ayudados en el desarrollo de una buena postura equina y fuerza de tronco con la masa muscular adecuada en la parte superior, son más saludables y más capaces de realizar las tareas que les pedimos. Con esto en mente y otras buenas prácticas de mantenimiento, usted puede disfrutar de la compañía de su compañero equino durante muchos años por venir y sobre todo, ¡él disfrutará de estar con usted!

    Para obtener más información sobre Meredith Hodges y su completo programa de entrenamiento de equinos, visite LuckyThreeRanch.com o llame al 1-800-816-7566. Eche un vistazo a la página web de sus hijos en JasperTheMule.com. También, encuentre a Meredith en Facebook, YouTube y Twitter.

    © 2012, 2014, 2015, 2016, 2020 Lucky Three Ranch, Inc. Todos los derechos reservados.

  • MULE CROSSING: La cruza de mulas de calidad

    0

    Por Meredith Hodges

    Yegua de cruza y potro de mula de Windy Valley Ranch

    En el pasado, las yeguas inadecuadas para los programas de mejoramiento de cruza de caballos eran las yeguas utilizadas para la cruza de mulos. Las apariencias y la conformación eran poco preocupantes, ya que el animal que se producía tenía un uso limitado para el trabajo de tiro y labranza.En 1967, con la fundación de la Sociedad americana del burro y de la mula, un tipo nuevo de mula comenzó a emerger-la mula americana de silla de montar – limitado solamente por la imaginación en sus usos. A medida que crecía la popularidad de la mula, también aumentó la necesidad de programas de cría más cuidadosamente organizados para tratar de producir sólo las mulas más superiores en apariencia general y capacidad atlética.

    Al referirme a Fase I de nuestro programa de cruzamiento de Lucky Three Ranch, mi madre, Joyce Doty, engendró con éxito mulas atractivas, atléticas y versátiles en Windy Valley Mule Ranch en Healdsburg, California, entre 1973 y 1979. Fueron criadas para placer, trabajo y exhibición a partir de 60 cabezas de razas variadas de yeguas. Estas yeguas incluyeron Árabes, Purasangres, Tennessee Walker, Morgans y caballos de Tiro, pero ningún Warmblood.

    Mulas campeonas de Windy Valley Ranch, 1978

    Aprendimos que los burros para cruza producirían una progenie más fuerte y más duradera, pero que los corpulentos Mammoth Jacks no necesariamente producían la descendencia más atlética -o la más atractiva-. Parecía que los pequeños y más refinados Estándar Grande (48″ a 56″) y Burros Estándar (40.01″ a 48″) eran mejores para la producción de Mulas de montar. Esto llevó a la Fase II de nuestro programa de mejoramiento.

    Little Jack Horner haciendo adiestramiento de Segundo Nivel, 1992

    Little Jack Horner, un Estándar Grande, fue el último nacido en WindyValley Ranch antes de su dispersión en 1979. En 1980 lo llevé a mi nuevo Lucky Three Ranch en Colorado para convertirse en el principal semental. Mi foco principal estaba en la producción de mulas de montar atractivas, atléticas, amables y de múltiples usos que serían adecuadas para la más amplia variedad de usos. A partir de 1982, Little Jack Horner fue utilizado con un número de diferentes razas de yeguas, incluyendo Cuarto de Milla, Appaloosas y cruzas Half-Arab / Medio Cuarto de Milla. Durante los siguientes seis años, a medida que los hijos crecieron y maduraron, sus habilidades fueron rápidamente reconocidas. Ellos sobresalieron en todos los eventos en los espectáculos y le dio a Lucky Three su reputación actual por criar solo los mejores.

    A finales de 1985 comencé a interesarme especialmente en el Adiestramiento y el Entrenamiento Combinado-las exhibiciones de cruza ya no implicaban un desafío para mí. Nuestras mulas Cuarto de Milla, Appaloosa y Arabian compitieron contra caballos en Adiestramiento y Entrenamiento Combinado y nuestras mulas fueron bastante competitivas. Eran excepcionales en su andar, receptivas, sumisas y encantadoras de ver. Solamente dos grandes problemas reales se hicieron evidentes si continuábamos en este camino: 1) Las mulas eran un poco demasiado pequeñas (sólo 14.2 a 15.3 HH) y, 2) la influencia del caballo Cuarto de Milla les hizo conformarse ligeramente en pendiente, creando problemas con el equilibrio general. Era hora de revisar nuestro programa de mejoramiento.

    Otro Midnight Victory (“Vicki”) y la madre Trakehner Vinesse.

    Midnight Victory (o “Vicki” como fue apodada), una cruza de Trakehner, nació poco antes de la medianoche del 21 de junio de 1990. Sólo había visto una mula Trakehner en toda mi vida, y fue la mula más elegante y refinada que había visto, con conformación de sobra. ¡Y ahora yo tenía una!

    Vicki era todo por lo que siempre he criado una mula, exhibiendo calidad en su aspecto y su movimiento, y en la clase de inteligencia que es exaltada por jinetes y mujeres por todas partes. Ella fue el producto de 17 años de crianza selectiva, que, en el caso de la mula híbrida, puede ser un negocio muy lucrativo y frustrante. Frustrante debido a las ideas preconcebidas de las mulas, debido a la gran atención que debe prestarse a la selección de los burros y las yeguas adecuadas, y debido a las consideraciones genéticas en la cría, como la isoeritrolisis neonatal (una condición que ocurre cuando la sangre de la madre es incompatible con la de su potro-similar al factor Rh negativo que puede ocurrir en madres y bebés humanos).

    Midnight Victory (“Vicki”) a los 20 años.

    ¿Por qué una cruza de Trakehner? Pasamos años criando burros hasta que finalmente llegamos a Little Jack Horner, un semental que, previsiblemente, arroja una progenie refinada, atractiva y atlética, además de producir algunas de las mejores mulas de cabestro del país. Cruzarlo con Warmblood parecía como lo natural a hacer a continuación. Teníamos que tener cuidado en la elección del tipo de yegua Warmblood que sería la mejor pareja.

    El hermano completo menor de “Vicki”, Lucky Three Vindicator (“Vinnie”), a los 19 años de edad.

    El caballo Trakehner fue criado cuidadosamente como un animal versátil y duradero, con refinamiento y elegancia en mente. Hoy en día, este caballo juega un papel importante en la evolución de la mula de un patito feo a un hermoso cisne en el cuadrilátero del American Horse Show.

    Después de una cuidadosa consideración de refinamiento y movimiento, decidimos que el Trakehner sería la mejor cruza. Temíamos que algunas de las otras cruzas de Warmblood produjeran un animal demasiado pesado, algo que hemos estado eliminando en las cruzas los últimos 17 años. Al usar cautela y un cuidadoso programa de mejoramiento, Lucky Three Ranch estaba en camino de producir lo mejor en Mulas Deportivas. Más enérgicas y atléticas que sus madres Purasangre y Trakehner, eran capaces de actuar de maneras más versátiles de lo imaginado alguna vez.

    La Fase III fue la fase más emocionante del programa de cría de Lucky Three Ranch. Los problemas de tamaño y “pendiente” habían sido resueltos, y la descendencia hizo realidad nuestros sueños y conocida su “presencia”. Mi más profunda gratitud a todas las personas concienzudas de las industrias de Purasangres y Trakehner por su especial atención a los programas de mejoramiento selectivo que nos han permitido producir un híbrido tan hermoso y notable.

    “Vicki”

    Es difícil descifrarlo, pero hay algo un poco más especial acerca de Vicki. Ella está muy por encima de la media cuando se trata de mulas y ella definitivamente dirige su atención. Ella encarna el espíritu de la libre expresión y una reencarnación casi misteriosa de un sueño perfecto … ¡con orejas largas! ¿Podría esta “presencia” ser algo genético, transmitido a través del tiempo de la cruza de Trakehner (y posiblemente Árabe)? Así pareciera.

    Las mulas de Lucky Three Ranch son una prueba viviente de lo que produce la cruza de calidad. Son animales elegantes, de primera clase, fáciles de cuidar, comensales económicos y compañeros leales y agradables; ¡sólo debes deleitar tus ojos con esta prole de mulas para convencerte!

    Para obtener más información sobre Meredith Hodges y su completo programa de entrenamiento de equinos, visite LuckyThreeRanch.com o llame al 1-800-816-7566. Eche un vistazo a la página web de sus hijos en JasperTheMule.com. También, encuentre a Meredith en Facebook, YouTube y Twitter.

    © 1990, 2012, 2014, 2016, 2019 Lucky Three Ranch, Inc. Todos los derechos reservados.

  • MULE CROSSING: El burro joven

    0

    Por Meredith Hodges

    ¡Un burro joven puede ser su mejor amigo o su peor enemigo! Debido a que es un burro, posee todas las características maravillosas propias de los burros: inteligencia, fuerza, fácil mantenimiento, idoneidad para muchos deportes equinos y, probablemente lo más importante, una actitud afectuosa innata. Sin embargo, debe darse cuenta de que sigue siendo un macho intacto, a menudo gobernado por las hormonas en su cuerpo. Cuando la naturaleza se hace cargo, el pensamiento consciente del burro está muy disminuido y puede llegar a ser muy peligroso para su salud. La agresividad del burro joven está a menudo enmascarada por su actitud sosegada y afectuosa, pero puede surgir en una fracción de segundo y hacer más daño que incluso un semental. Por lo general, hay torpeza, o indecisión, en un semental agitado que le dará tiempo para salir del camino, pero el burro reacciona fuertemente, rápidamente y en el objetivo, lo que le permite poco o ningún tiempo para retirarse. Mantener algunas cosas simples en mente, puede reducir en gran medida sus posibilidades de lesión al manipular burros jóvenes.

    En primer lugar, trate de mantener a su burro joven en un ambiente confortable. Los burros pueden ser muy aprensivos, particularmente sobre sus yeguas y burras. Idealmente, debe mantener el burro bien fuera de la vista y el olor de las hembras, pero esto no siempre es práctico. Si debe estar cerca de las hembras, asegúrese de que su burro tiene una zona espaciosa, libre de basura y escombros, y adecuadamente vallada.Las vallas deben ser lo suficientemente altas como para desalentar su inclinación sobre la parte superior y lo suficientemente fuertes como para soportar su peso en el impacto.Además, deben construirse de manera que no haya protrusiones que puedan causar lesiones.Si las hembras (u otros animales) están presentes, el burro puede correr hacia adelante y hacia atrás a lo largo de la valla y atrapar su cabeza en cualquier cosa que sobresalga. Los alambres energizados a lo largo del interior de una cerca más débil servirán a menudo a este propósito. Sin embargo, un alambre energizado usado solo no es suficiente. Si su burro se asusta, podría atravesar un cable eléctrico antes de que incluso sepa que está allí. Darle un área limpia y cómoda donde sus límites están claramente definidos le ayudará a ser un animal más tranquilo y manejable.

    Siempre asegúrese de que el corral de su burro se limpie diariamente y que tenga acceso libre al agua limpia, un bloque de sales minerales y un buen heno de hierba. Si aumenta mucho de peso comiendo heno de hierba a elección, simplemente limite su consumo a dos copos en cada comida por la mañana y por la noche. Él puede recibir una cantidad limitada de avena durante una comida al día (preferiblemente por las tardes), mezclado con un suplemento vitamínico apropiado como Sho Glo, y una onza de aceite de maíz Mazola (sugiero esta marca en particular -otras marcas de aceites de maíz no son lo mismo) para el manejo de su pelo, sus pies y la regularidad de su tracto digestivo. Durante los tiempos de alimentación, debe revisarlo de arriba a abajo por cualquier nuevo cambio en su cuerpo como cortes, moretones, cojera, etc. Esta es también una buena manera de reforzar su aceptación de ser manejado completamente y de solidificar su relación con él. Esta práctica de manejo consistente allana el camino para los buenos modos en el burro porque entonces sabe sin ninguna incertidumbre que usted es un verdadero amigo y realmente se preocupa por su bienestar.

    Muchas personas optan por mantener a los burros en soledad, pero esto no es realmente bueno para ellos. Siendo un animal naturalmente de rebaño, necesita una interacción social. Cuando no tienen compañía cerca, los burros pueden deprimirse (los burros se ha sabido que mueren de depresión – pueden dejar de comer y simplemente rendirse). Para remediar esto, los burros pueden ser pastoreados o encerrados junto a otros animales, siempre y cuando la cerca entre ellos sea adecuada. Por supuesto, también hay que tener en cuenta los tipos de personalidad de los animales involucrados, así como tener cuidado de asegurarse de que son compatibles. Esto puede satisfacer su necesidad de compañía y mantenerlos felices en el confinamiento. Siempre y cuando no haya yeguas o burras en ciclo alrededor, los burros pueden ser pastoreados junto a mulas de ambos sexos. Tuve mi propio burro, Little Jack Horner, encerrado al lado de nuestro semental más provocador durante muchos años ¡y en realidad gustaban uno del otro! Nunca tuvimos ningún problema con ellos.

    Usted puede pasar más tiempo con su burro usándolo para más que simplemente la cruza. Los animales, como la gente, siempre funcionan mejor cuando tienen un trabajo regular que hacer que les ofrece algún propósito en la vida más allá de la reproducción. Alguna clase de trabajo dará a su burro un propósito alternativo, que puede ayudar a disipar su obsesión por la hembra. También servirá para la fuerza de sus músculos del tronco que rodean el sistema esquelético y los órganos vitales y le enseña la autodisciplina. Y le da más tiempo para desarrollar su relación con él, divertirse juntos y profundizar el vínculo entre ustedes, lo que ayuda al burro a desarrollar una actitud mental saludable. Hay muchos propietarios de burros jóvenes que los usan para montar y conducir, así como para la cruza. Este es un excelente y, realmente, el mejor plan, pero si le falta el tiempo o la predisposición para usar su burro de esta manera y desea utilizarlo exclusivamente para la cría, todavía debe tomar algún tiempo, al menos dos o tres días a la semana, para trabajar en el entrenamiento del cabestro y el trabajo de suelo, tal como conducir en suelo, para la maniobrabilidad. Enséñele a su burro a caminar, trotar, detenerse y pararse firme con la cuerda. Durante estas sesiones, mantenga una actitud positiva y relajada, con más énfasis en su relación con él que en su rendimiento. Sea su amigo así tiene algo que esperar además de las hembras y la cruza, y él tendrá una actitud mucho mejor en general.

    Cuando él está impecable con su entrenamiento de cuerda, usted puede acostumbrarlo a la brida y una cincha o ligera silla de montar, y luego pasar a la conducción en suelo. El galope no es tan importante, ya que a la mayoría de los burros no les gusta galopar. Supongo que no ven mucho propósito en dar vueltas en un círculo más de una vez para volver al mismo lugar una y otra vez. Tomarse el tiempo para entrenar adecuadamente a su burro con el cabestro y las cuerdas mejorará su obediencia, y lo hará más cómodo y relajado. Durante el proceso de cruza puede incluso acelerar su disposición.

    Al usar a su burro para la cruza, desarrolle una rutina con la que él pueda contar cada vez. Cuando vaya al establo o al corral para recoger el burro, espere que venga a usted al portón o a la puerta del establo, y entonces recompense con avena cuando él viene a usted. Luego coloque el cabestro, pídale que dé un paso atrás y luego recompénselo de nuevo (lo cual es muy importante para evitar que corra sobre usted y se entrometa por la puerta o fuera de la puerta). Si usted va a cruzarlo, la yegua primero debe estar preparada. Luego, una vez que ambos están fuera de la puerta, pídale que pare y se pare en cuadra sobre las cuatro patas. A continuación, puede llevarlo a la zona de cruza, donde puede atarlo al palenque un poco lejos de la yegua que espera. Al ser consistente en su manera de ir del establo a la zona de cruza, el burro aprenderá a no ser molesto y agresivo hacia usted.

    Al estar en la zona de curza, su burro debe aprender paciencia y obediencia. Si se deja a la yegua fuera de su alcance hasta que esté lista para reproducirse, él puede considerarlo un fastidio y volverse ansioso e indisciplinado. Para aclarar sus intenciones a él, usted puede tomar el paño que utilizó para limpiar la yegua y colocarlo sobre el palenque cerca de la nariz de su burro. De esta manera, puede obtener un olor bueno y fuerte de la yegua, que lo preparará más rápido para la cruza y disminuirá sustancialmente su tiempo de ansiedad. Si es un burro indiferente, esto puede aumentar su interés en la hembra y, a su vez, acortar el tiempo real de reproducción. El hecho de que usted le trajo el aroma le permite al burro creer que es su decisión cuándo cruzarlo y no el suyo y que él debe permanecer obediente. Deje que cubra a la yegua sólo cuando esté completamente listo y hágale caminar hacia ella de una manera caballerosa. Si se vuelve demasiado agresivo y empieza a arrastrarlo, simplemente devuélvalo a su lugar en el palenque, sosténgalo allí por un minuto, recompénselo cuando se quede quieto y luego vuelva a acercarse a la yegua.

    Sólo para no correr riesgos con su burro durante la cruza, el uso de un bozal o una muserola (ajuste cómodo bajo en la nariz), evitará lesiones de mordedura a usted o a la yegua. Cuando haya terminado, hágalo permanecer tranquilo detrás de la yegua mientras lo enjuaga. Déjele ese último olor de la yegua atrás, y luego llévelo de vuelta a su establo (o corral), pídale que se quede quieto mientras le quita el cabestro y luego lo deja ir. Ese último olfato parece ser una afirmación de su acto y de su virilidad. Si intenta llevarlo lejos antes de que olfatee, puede que no vaya con usted y él podría ser aún más agresivo hacia la yegua. Recuerde hacer las cosas con su burro de una manera rutinaria, y siempre con la seguridad en mente, esto le permitirá relajarse y usar los modos que él ha aprendido. NOTA: Las mujeres que están menstruando nunca deben manejar burros o sementales durante ese tiempo en particular, ya que el olor puede desencadenar comportamientos agresivos y peligrosos en estos animales.

    Cuando usted está alrededor de un burro joven siempre debe estar alerta y saber lo que está haciendo en todo momento. Un burro puede ser el tipo más adorable, amable y obediente del mundo, pero debe saber que sus instintos naturales pueden surgir en cualquier momento y, aunque no lo haga intencionalmente, puede hacerle daño. Y al observar un burro desde el otro lado de la valla, siempre recuerde que puede saltar la valla, de manera amenazante, ¡así que nunca le dé la espalda o se confíe a su alrededor!

    Por último, al poner o quitar cualquiera de sus cascos, cuide sus dedos – cuando un burro se entera de que viene la broca, a menudo abre sus mandíbulas para encontrarla (anticipando al bocado en una brida), y sus dedos pueden fácilmente quedar en el camino. En lugar de una rienda estándar, es aconsejable utilizar una cuerda con cadena en sementales y burros para el mejor control. Sin embargo, desaconsejo pasar la cadena de una cuerda con cadena ya sea a través de la boca o sobre la nariz. La posición correcta para una cuerda con cadena es debajo de la mandíbula. Pase el extremo de la cadena a través del anillo en el lado cercano de la muserola, luego debajo la mandíbula, luego a través del anillo en el lado opuesto de la muserola, y luego sujételo a la anilla en el ahogadero en el lado derecho de su cara. Esto le da suficiente influencia para controlarlo sin girar el cabestro en su cara. Si usted ha pasado mucho tiempo y ha hecho su tarea durante sus lecciones principales, su burro aprenderá a ser obediente con la cuerda, incluso durante la cruza.

    Los burros retirados aun necesitan atención regular y mantenimiento adecuado para mantenerse saludables en sus años de mayor edad. Los burros que no reciben un buen mantenimiento de su tronco muscular a lo largo de sus vidas a menudo comienzan a hundirse drásticamente en la columna vertebral a medida que envejecen. Su marcha se ve afectada, porque su equilibrio y la fuerza están gravemente comprometidos. Ya no pueden marchar correctamente mientras se mueven o cuadrarse correctamente cuando están en reposo. Esto puede conducir a la calcificación irregular en las articulaciones, la depresión porque no se sienten bien y problemas de salud prematuros. Por otro lado, el burro que ha tenido un mantenimiento coherente y saludable y una rutina de entrenamiento disfrutará de la longevidad. ¡Si usted cuida estos factores básicos del mantenimiento y de la seguridad en mente, usted y su burro pueden tener una relación larga, feliz y mutuamente provechosa!

    Para obtener más información sobre Meredith Hodges y su completo programa de entrenamiento de equinos, visite LuckyThreeRanch.com o llame al 1-800-816-7566. Eche un vistazo a la página web de sus hijos en JasperTheMule.com. También, encuentre a Meredith en Facebook, YouTube y Twitter.

    © 1990, 2012, 2014, 2016, 2019 Lucky Three Ranch, Inc. Todos los derechos reservados.

  • (En inglés) MULE CROSSING: A Miracle For Excalibur

    0

    By Meredith Hodges

    It was the first week in December. The trees had long since lost their brilliant fall colors, the grass had turned to brown, and the air held the chill of winter. The mules, donkeys, and horses of the Lucky Three breeding farm basked in the peaceful morning sun, awaiting their morning feeding. We made the rounds, checking each animal and were surprised to come upon our jack, Lucky Three Excalibur, otherwise known as “Zee,” in a very depressed state. This was not normal for him and caused us some concern. Zee was a very special Mammoth donkey jack. His grandsire, Little Jack Horner had been famous for the production of refined, attractive and horse-like saddle mules. For years, we searched for just the right jennets to begin producing Mammoth jackstock that would carry on this tradition. However, Little Jack Horner kept producing daughters from the jennets. Finally, we bred L.J.’s three daughters to another fine jack, Blue Zebulon from the Bitterroot Mule Company and each of them had a jack colt. Lucky Three Excalibur was the finest of the three jack colts. He was tall, refined, black, and beautiful! He was the successful culmination of years of breeding research and implementation of the knowledge we gained.

    zeephotosrobin10-22-130013_ccNo other was as loving, affectionate, and willing as Zee! His ground training went smoothly and he was trained to breed in hand with no difficulties. Clients were exceptionally pleased with his offspring and he went on to become a star. Zee was actually broke to ride while shooting the donkey training videos for the Training Mules and Donkeys video series. Zee’s career soared when the videos were revised for television and he obtained a starring role in the making of the Discovery Channel’s “The Ultimate Horse.” If he was born handsome, he grew to be even more magnificent. In adulthood, he matured to 15.2 hands sporting the shiniest black coat and incredibly good conformation for a Mammoth donkey.zeephotosrobin2-10-22-130001

    When I saw him standing so depressed, I thought about the years that went into his making and hoped this wouldn’t be more than a mild colic. We called our vet who came out and did a complete checkup. He said he wasn’t really sure what was going on with him, but it wasn’t colic and after a week with no change, he suggested that we take him to Colorado State Veterinary Teaching Hospital for further examination. Trooper that he was, Zee loaded easily, but it was evident that he was in distress.

     

    cropmerzee2007-8Zee was presented to the Colorado State Veterinary Hospital in Fort Collins with a history of being off his feed for almost a week. At the hospital, they did a barrage of testing and diagnosed him with “idiopathic hematuria and interstitial nephritis.” At this point his prognosis was only fair. Physical exam findings and laboratory results revealed that Zee initially was presented with “signs of mild hematuria and azotemia (decreased renal function). His kidney enzymes were increased in his blood and he had an inflammatory complete blood count. He passed blood-tinged manure on several occasions, but this resolved itself. He was treated with antibiotics, anti-ulcer medications and intravenous fluids. Over the course of his hospitalization, his attitude and appetite improved as his azotemia improved. He was removed from intravenous fluids when his creatinine stabilized at about three.”

    “Shortly thereafter, the hematuria worsened and he was urinating large amounts of frank blood. Bladder endoscopy initially revealed urine coming from both ureters, but over time, the hematuria worsened endoscopy revealed that the blood was originating from the left kidney and the right kidney was not producing much urine. A biopsy of the right kidney revealed an interstitial nephritis (inflammation) with signs of regeneration. The bleeding continued and Zee’s pack cell volume fell to 10% necessitating a transfusion.”

    Back at the ranch, Little Jack Horner knew something was really wrong. My face and demeanor must have said volumes. I had been to the vet hospital everyday, spending at least an hour with Zee, brushing, massaging, talking and doing everything I could think of to keep up his spirits. He was nearly immobile, but on good days, we could take a short walk. He was so weak, even the short walks were laborious. He would stop and put his head down to consider nibbling the dried grass, but quickly gave up the effort. He would have to stop and rest after only a few steps. He had dropped over 100 pounds of body weight. It was apparent…he was dying.

    croplj11-16-11-005I told Little Jack Horner that this day he would have a very important mission. He was the best choice for the blood transfusion to his grandson. L.J. seemed to understand and gave me no trouble when I loaded him into the trailer and took him to the vet hospital. When we arrived, they asked if we needed to sedate him. All I had to do was look at him to know he was going to be a trooper, too. No sedation was necessary. L.J. stood like the champion he was while they extracted pints and pints of blood from him. I let L.J. know how grateful I was for his contribution to his grandson’s health. He was quietly appreciative.

    The days immediately following the transfusion, Zee seemed to improve, and then crashed again. A renal nuclear scan revealed that the left kidney was producing the majority of the urine, but that the right kidney was functional. This made removal of the left kidney impractical.

    The vet hospital told me that there wasn’t much hope and that I would probably have to make “a decision.” I knew what they meant, but I wasn’t ready to give up quite yet. I believe in miracles and I also believe in exhausting every possible avenue of hope. I had but one last long shot left. I asked the hospital if they would mind if I brought in my equine chiropractor/acupuncturist, David McClain. Since there was no more they could do for Zee, they agreed. Dr. McClain treated Zee three different times at the hospital over a period of days. Zee was monitored daily for a falling hemocrit and periodically creatinine measurements and complete blood counts were performed. Zee was removed from antibiotics when his blood count normalized. On January 11, 2000, Zee’s urine no longer contained frank blood and he was observed for two more days and then discharged.

    It was almost comical the day he was discharged. When I arrived with the trailer to take him home, doctors, vet techs, students and a hoard of others emerged from the hospital to see him off. It was incredible to see the number of friends that Zee had made during his stay. Each of them had tears of happiness on their faces knowing how close to death he had come.

    cropzeeshrakeclinic2006We monitored Zee very closely for the next year and he steadily improved. We can really only guess what caused all this, but the most reasonable assumption would be that he wrenched his back after covering a mare, pinched the blood supply to the kidneys and caused a secondary infection. Manipulation and acupuncture by the equine chiropractor relieved the pressure and promoted healing. There was a great deal of trauma to his body and we still weren’t sure he would really make it back to normal with his kidneys being so compromised, but did make it through and was happy and healthy for several more years. You would never know he had been through so much.

    Zee’s illness brought a lot of people together, sharing the things that each had to offer. If I had learned nothing, I had learned to value what others have to offer, no matter how insignificant it may seem. When we share who we are, we can create miracles. Zee shared his miracle with all of us and it resulted in the donkey training books and videos that I have produced to share with the world!

    To learn more about Meredith Hodges and her comprehensive all-breed equine training program, visit LuckyThreeRanch.com or call 1-800-816-7566. Check out her new accredited equine university at TMDEquineUniversity.com and her children’s website at JasperTheMule.com. Also, find Meredith on Facebook, YouTube and Twitter.

    © 2003, 2016 Lucky Three Ranch, Inc.  All Rights Reserved.

     

  • (En inglés) MULE CROSSING: Longears Loving Impact

    0

    By Meredith Hodges

    “Behold, thy King cometh unto thee:

       he is just and having salvation; lowly

         and riding upon an ass, and upon a colt

           the foal of an ass” Zechariah 9:9

    3-donkeysThese words have been an inspiration to all who have heard them since the time they were written—to those of us who love Longears, the words carry the message of a lifetime and the secrets of a dream. Not only did the Lord Jesus ride into Jerusalem on the back of an ass, but remembrances of that ride are clearly marked on the backs of many asses since in the form of a cross. One can really only guess at why asses received this unique blessing, but as the Lord blessed the asses, so they have in return endeavored to bless us with their righteous ways.

    It would seem that the asses were chosen because they represent more fully the characteristics in all of us that are just and good. The most evident inspiring characteristic of the ass is his undying affection for humans and the patience he exhibits when dealing with them; an excellent portrayal of this affection and patience is found in Marguerite Henry’s story of “Brighty of the Grand Canyon.” In addition, asses are not possessive creatures: they do not seek to impress, nor do they have inflated ideas of importance; they are humble, not greedy or selfish, and are content to give freely all that they have to give. There is no limit to their endurance and no end to their trust. Unpleasant moments are undoubtedly remembered, yet forgiven when requested and owners are inspired to be more constructive in their methods. Within asses, there is a hidden hope of happiness, contentment, peace and brotherhood. The inspiration of these noble characteristics does not go unnoticed as asses ennoble those around them.

    Throughout our lifetimes, we are faced with challenges and choices, most of which are met by trial and error. Asses limit and simplify our choices, leaving us less room for trial and error and more chance for success. An example of this could be the man who could not make his donkey cross the bridge over a deep, wide canyon. Failing to cause the donkey to cross the bridge, the man spent much extra time walking his donkey down one side of the canyon and up the other. As they rested at the far side of the bridge, a horse and rider approached the same challenge; the horse balked, but the rider forced him onto the bridge. At about the middle of the bridge, the boards were rotted and horse and rider plunged to their death… a costly lesson. “He who trusts in himself is a fool, but he who walks in wisdom is kept safe” (Proverbs). Stop, look, and listen with your heart as well as your ears–your donkey has much to teach you.

    croplj11-16-11-005Man has always sought to better himself and his environment. He seeks to set shining examples to all, however, he falls short due to negative aspects in his character. The ass, who has always been humbled, does not seek to set examples, he IS an example with his honest and faithful ways; he is quick to accept that which is good and tolerant of all else. This unique character coupled with his physical abilities makes him an excellent life partner.

    Perhaps, the most important and unselfish contribution the donkey has made in this world is his willingness to produce offspring not of his own species. We can fantasize the reasons for this–perhaps, he saw a chance to combine his incredible character with the physical beauty of the horse, again to try to please us humans and make him more attractive to us. But whatever the reasons, mules and donkeys are attracting more humans with each passing year. They instill in us a desire to support and promote their cause which in turn becomes our cause. What human can detest the cause of happiness, contentment, peace, and brotherhood?

    It is apparent, like never before, the impact that Longears are having on people all over the world. The shows and events including them have grown tremendously over the last 40 years, and the number of people affected by them has increased so much that we now see enough people in localized areas to put on their own events. In Colorado, for example, the only shows for Longears were incorporated into larger shows such as the Colorado State Fair and the National Western Stock Show. Today, counties are taking initiative to include mules and donkeys in the county fairs, and local riding clubs are inviting them to participate in annual All-Breed shows. Increased understanding and appreciation for the positive qualities of Longears brings more and more people together all the time. Their generous ways have positively influenced people toward a genuine pursuit of happiness. Why is this phenomenon occurring? Because… “We may not realize that everything we do affects not only our lives, but touches others too. For a little bit of thoughtfulness that shows someone you care creates a ray of sunshine for both of you to share — Yes, every time you offer someone a helping hand, every time you show a friend you care and understand, every time you have a kind and gentle word to give, you help someone find beauty in this precious life we live. For happiness brings happiness, and loving ways bring love; and giving is the treasure that contentment is made of” (Amanda Bradley).

    To learn more about Meredith Hodges and her comprehensive all-breed equine training program, visit LuckyThreeRanch.com or call 1-800-816-7566. Check out her new accredited equine university at TMDEquineUniversity.com and her children’s website at JasperTheMule.com. Also, find Meredith on Facebook, YouTube and Twitter.

    © 1985, 2016 Lucky Three Ranch, Inc.  All Rights Reserved.

error: Content is protected !!