Monthly Archive for: ‘June, 2014’

  • La cirugía de sarcoides de Cyclon

    0

    image001Aunque sé qué tan bien entrenados están mis equinos, ¡nunca dejan de sorprenderme! Puedo estar muerta de cansancio y saber que este es el día en que deben ser aseados, desparasitados y vacunados … ¡todos, los treinta! El pensamiento mismo es agotador, literalmente, en el momento. Aunque mi personal ayuda con el mantenimiento asistiendo a los que ahora son mayormente gerontes, yo aún básicamente entreno y manejo a todos mis equinos por mí misma. Cuando estoy cansada y hay un trabajo que debe hacerse, me recuerdo repetidamente lo bien que lo he hecho con todos ellos. Toda la preocupación y el estrés de tener que salir a trabajar se diluye en el mismo momento en que llego al establo con su afecto sin fin, sus relinchos y rebuznos interactivos y su total compromiso.image003

    Lucky Three Cyclon es una mula Árabe de treinta y un años, de 14.2 manos, la primera mula nacida aquí en el Lucky Three Ranch. Cuando nació en el primer momento, su madre lo dejó caer en el suelo y se volvió para mirarla con perplejidad total. Tenía orejas largas indefinidas que ella ciertamente no reconoció, y eso causó que Angelique se apartara de ella. Siendo su primer potro y una mula hasta ese momento, ella no estaba interesada en ella en absoluto. Tuve que contenerla para que permitiera atenderla. ¡Este fue su primer contacto con la VIDA!

    Cyclon fue entrenado en las disciplinas de Western Pleasure, English Pleasure, Reining, y Doma de segundo nivel, e incluso cargó a mi marido de 185 libras en saltos de dos y hasta tres pies durante varios años. Él era una especie de espeluznante “Pequeño Feller”, como cariñosamente lo llamaba y él solía casi matar de un susto a nuestro herrador cuando le recortaba la patas traseras. Cyclon tenía un trasero delicado, así que si le tocaban las nalgas sin que lo esperara, él encogía su trasero y se apartaba. Por supuesto, el herrador pensaba que estaba a punto de patear, pero nunca le dio una patada a nadie. Él sólo estaba tratando de ser cortés y salir del camino.

    image005Hace cuatro años Cyclon comenzó a desarrollar pequeños nódulos en su pata delantera izquierda superior, en el lado derecho de su cuello, el hombro, y en la mejilla derecha. El de la mejilla era el más grande, aunque con una simple aplicación de Neosporina, no parecían estar extendiéndose o agrandándose, hasta hace poco cuando aparecieron cuatro en un lapso de tres meses. Me preocupaba que pudieran llegar a ser demasiado numerosos para manejarlos si no obteníamos, al menos, una biopsia para saber exactamente con qué estábamos lidiando. Mi increíble veterinario Greg Farrand y yo pensamos que eran sarcoides, y él más tarde dijo que había hecho un poco de investigación y que podrían ser “verrugas de ganado”, que es otro nombre para ciertos sarcoides. También él estaba preocupado porque habían comenzado a propagarse tan rápidamente, de repente, así que optamos por hacer una biopsia. Pido disculpas por no ofrecerles fotos de la cirugía de biopsia, pero mi fotógrafo del equipo ¡se desmaya al ver sangre!

    image007

    Decidimos hacer una biopsia del nódulo de la mejilla de Cyclon ya que era el nódulo más maduro. En lugar de sedarlo, optamos por darle a Cy la oportunidad de cooperar con nuestro plan. Cyclon ama dar besos y estaba ocupado dándome besos a cambio de avena justo antes de la cirugía. Greg preguntó si podía lograr que mantuviera la cabeza un poco más alta, así que me levantó con cuidado la nariz de Cy a mi hombro y la dejó allí. Él cariñosamente inclinó su cabeza a la mía donde nos encontramos cara a cara. Respiré hondo y cerré los ojos mientras Greg se acercó con una jeringa de xilocaína para adormecer el área localmente.

    A medida que Greg pinchaba e introducía la aguja en el nódulo, Cy nunca movió un pelo. Yo abría los ojos a intervalos y lo encontraba cómodamente relajado en mi hombro sin una pizca de estrés en su cuerpo. Cuando Greg se alejó para alcanzar el bisturí, Cy me dio otro beso y le respondí con otro puñado de avena. Greg regresó y comenzó a cortar, pero Cyclon estaba todavía masticando. Cuando Greg dijo: “Es un poco difícil de hacer esto mientras masticas”, Cy detuvo abruptamente la masticación y de nuevo se quedó inmóvil, volviendo la barbilla de nuevo a su lugar en mi hombro. Greg tuvo que sujetar un recipiente para sangrado, pero incluso eso no molestó a Cy. Cuando eso se terminó, volvió me dio un beso y le di más avena. Tan pronto como Greg se acercó con sus puntadas fluorescentes de color rosa Cyclon de nuevo se puso de pie como un soldado, mientras que Greg cuidadosamente cosió la herida. Otro beso … más avena … y él estaba felizmente de vuelta en su establo. Estoy tan contenta de haber aprovechado el tiempo para entrenar lentamente y desarrollar esta relación mutuamente satisfactoria con todos mis equinos. Siendo mayor y mucho más vulnerable de lo que era en mi juventud, realmente aprecio lo que he aprendido de mis equinos para que todos podamos envejecer juntos y hacerlo de forma ¡segura, feliz y saludable!

    image009

     

error: Content is protected !!